A bote pronto, esto es lo que se me ocurre.

Pensemos un poco.

| lunes, 7 de septiembre de 2009
Anda circulando por email (gracias Cristina) uno de esos pps, o sea PowerPoint, que me ha parecido interesante traerle aquí.


Desde luego me ha hecho pensar un buen rato.
Quizá antes de actuar debiéramos pensar un poco más las cosas, en todos los terrenos.

Podéis hacer vuestras propias reflexiones, pero sería de agradecer que las hiciérais en alto, o sea en los comentarios.
Por supuesto si os apetece.

6 comentarios:

Anderea dijo...

Sí, ilustra bien la forma en que se transmiten los prejuicios, las costumbres, los hábitos... Y, sobre todo, la intolerancia. Muestra con claridad lo que todo esto nos hace perder.

Sería estupendo poder mantener la protección y elevar la ganancia. Eso sería posible con mayor tolerancia, apertura, diálogo, paciencia...

Creo que, en ocasiones, no es necesario que en el origen haya habido un mal colectivo. Es suficiente que haya un fuerte interés por parte de alguna persona o pequeño grupo poderoso. Eso aún es más triste.

La inteligencia (también emocional, necesariamente también emocional) ayuda a conseguir un cambio de paradigma o, al menos, ayuda a poner en tela de juicio el paradigma dominante y a explorar otras percepciones, perspectivas, soluciones, maneras de hacer, sentir, entender... diferentes.

Aún me queda un poco de fe en la educación, en la enseñanza, en la comunicación entre diferentes interesados en aprender. En el aprendizaje con ayuda o sin ella.

Hay demasiadas calamidades no resueltas, demasiado dolor, demasiadas preguntas sin respuesta, demasiado mundo por conocer, como para despreciar lo distinto, lo nuevo, lo alternativo...

Nando dijo...

Se refiere a la ley de partidos?

Juan Nadie dijo...

No sé si el experimento se realizó en realidad, pero da igual, está muy bien expresada la forma en que el ser humano aprende a adquirir prejuicios.
Los que andamos a vueltas con las matemáticas sabemos que hay distinros niveles de infinitos. A Einstein se le olvidó decir que la estupidez humana es de un nivel de infinito superior al del Universo.

senovilla dijo...

Esto lo tienen bien aprendido los gobiernos y así manipulan a la sociedad, lo bueno es que nosotros no somos monos y a veces saltan cambios importantes porque algunos levantan la cabeza y preguntan ¿Por qué?.

Un abrazo

jose dijo...

Estoy de acuerdo con vosotros en casi todo.

En efecto así se aprenden los prejuicios. Las costumbres, por muy estúpidas que sean o por muy obsoletas que hayan quedado se siguen manteniendo a toda costa en contra de la razón y la inteligencia.

Ahí entra casi todo y, como no, también la ley de partidos, Nando.

Por eso es tan importante la educación, el aprendizaje de lo abstracto y la reflexión. Eso nos permite poder ver las cosas con más claridad.

Y puesto que no somos monos, aunque a veces lo parezcamos, podemos levantar la cabeza con miras más amplias que las de la simple comstumbre y preguntarnos por qué seguimos haciendo las cosas siempre de la misma forma.

Y es que la comodidad de no tener que pensar mucho crea una inercia destructora del pensamiento crítico.

Por eso, ante un problema es buena casi siempre la presencia y el consejo de alguien ajeno al mismo.

Anderea dijo...

Además del no tener que pensar, está la necesidad. La necesidad de ser aceptado por el grupo, la de ser parte de él, la de no ser excluido de diferentes maneras... A veces, la necesidad de sobrevivir, como en el caso de los monos de la presentación.

Respecto a la Ley de Partidos, me siento próxima a la apreciación de Nando. Y en eso,también se va creando, poco a poco, percepción conjunta, acuerdo. Lo que al principio parecía, nos parecía, algo absolutamente antidemocrático, se ha convertido en la defensa de la democracia. Me parece muy sospechoso. Y se ha utilizado de diferentes maneras para conseguir victorias electorales, cuando ha sido necesario. Al menos, tengo esa impresión. Aunque si tuviera que dar datos objetivos, me llevaría un montón de tiempo revisar lo publicado desde que se aprobó.

Hace algún tiempo leí que una de las principales capacidades y funciones de quienes quieren y/o tienen que ejercer liderazgo es precisamente la de crear cultura. Promover percepiones compartibles, generar y establecer rituales, costumbres, valores... forzando un poco el término (muy poco, creo), "crear" "paradigma".

Comentaristas

Comentaristas Senovilla Sarinha Juan Nadie Anderea Logan & Lory Antonio E. Zafra Nando Moisés Mandevile Angel Cabrera Logio Javier Sanz Amio Cajander Yomisma77 Patri O.