A bote pronto, esto es lo que se me ocurre.

Consejos de un padre a su hijo

| lunes, 17 de agosto de 2009
Me lo enviaron por correo hace un tiempo, y es mucho más largo, pero he recogido sólo las frases que más me gustaron.

Vivir Feliz

* Observa el amanecer por lo menos una vez al año.

* Ten un buen equipo de música.

* Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.

* Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.

* Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.

* Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.

* No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.

* Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).

* Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.

* Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.

* Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.

* Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.

* No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.

* Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).

* Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.

* Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.

* Nunca confundas riqueza con éxito.

* No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.

* No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.

* Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.

* Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.

* No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.

* No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.

* No confundas confort con felicidad.

* Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).

* Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.

* Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

* Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.

* Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.

6 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Magníficos consejos. Ojalá los siguiéramos siempre.
"...ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe."
Eso, no me lo digáis, que ya lo sé, snif.

senovilla dijo...

Sin duda son los mejores consejos que podemos dar a nuestros peques.

Estos acompañados de educación haran de ellos una sociedad más prometedora que la que tenemos hoy en día.

Un abrazo muy cordial

Javier Sanz dijo...

Si siguiésemos estos consejos... otro gallo nos cantaría a todos.

Un saludo

Anderea dijo...

"* Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento".

Me gusta. Y otros también. Gracias por presentarlos, Jose.

Logan y Lory dijo...

Lo importante de este tipo de lecturas y de esta magnífica enseñanza de ese padre a su hijo es que la mayoría lo leemos, decimos oh que bonito y lo olvidamos y en una sociedad como la que estamos construyendo donde el respeto de los jóvenes hacia sus mayores es casi nulo, la educación es el mejor legado que se puede dejar a un hijo.

Un cordial saludo.

jose dijo...

Este tema de la educación de los hijos es algo que nunca debemos olvidar, y estando de acuerdo con vosotros en que enseguida se olvida lo dicho por ahí, soy de la opinión que debemos poner (todos) nuestro granito de arena y además constantemente, precisamente para no olvidarlo.
Como dice Senovilla para conseguir una sociedad más prometedora que la actual donde todo vale.

Un saludo a todos los que pasáis por aquí.

Comentaristas

Comentaristas Senovilla Sarinha Juan Nadie Anderea Logan & Lory Antonio E. Zafra Nando Moisés Mandevile Angel Cabrera Logio Javier Sanz Amio Cajander Yomisma77 Patri O.